La importancia del ayuno

Se ha popularizado desde los comienzos de los análisis clínicos, la relación ANÁLISISAYUNO en un grado tal que persiste hasta la actualidad.

A me gustaría cambiarlo por ”estado basal” teniendo en cuenta que para reproducir las condiciones previas al análisis es necesario, no sólo no haber ingerido alimentos, sino que también no haber realizado ejercicios físicosevitar alteraciones emocionales, irritabilidades, etc.

Volviendo al ayuno y para el caso del perfil lipídico (colesterol, colesterol bueno, colesterol malo y triglicéridos) necesitamos 12 a 14 hs. para que se metabolicen todos estos que provienen de la dieta y no queden en sangre, es decir que alcancen su “estado basal”. O sea, se ingirieron grasas, se utilizaron las necesarias, se guardaron en reserva otras, y por último se degradaron las que estaban demás. Todo eso sucede en aproximadamente 12 a 14 hs.

Para una gran cantidad de determinaciones, como por ejemplo glucosa, urea, creatinina, ácido úrico, etc. con 8 hs. de ayuno es suficiente para que se metabolicen y alcancen el “estado basal”.

Algunas hormonas deben ser medidas antes de las 9 hs. porque es la hora en que menos concentración en sangre se tiene (estado basal), por ejemplo, la prolactina, que justamente también se altera con el ejercicio físico, las emocionalidades, etc.

Por último, cabe recomendar que es bueno tener en cuenta consultar al laboratorio la influencia de los medicamentos administrados, que muchas veces pueden modificar los valores obtenidos.